Escapadas de fin de semana

Ahora que se acaba el verano, volver a la rutina puede convertirse en un proceso muy duro y estresante para muchos. Y es que volver al trabajo y a las responsabilidades del día a día de una manera brusca tras unas semanas o meses de desconexión total no hacen ningún bien a nuestra salud, ni física ni mental, por lo que muchos especialistas recomiendan tomar este periodo entre temporadas con calma y serenidad.

Una de las mejores opciones es, sin duda, las escapadas de fin de semana. Aprovechando que el tiempo aún es bueno por el sur y las temperaturas altas, son muchos los que optan por planear una escapada de fin de semana a Sevilla. Además, son muchos los hoteles de fines de semana en Sevilla que lanzan ofertas para estos cortos periodos, lo que hace aún más fácil adquirirlos.

Sevilla es uno de los lugares predilectos por los visitantes, ya que el ambiente en las calles comienza a resurgir tras un verano tranquilo, y se puede disfrutar de una vista única y muy romántica de la ciudad en otoño, cuando ya en el río o en el Parque de María Luisa se puede empezar a ver cómo se aleja poco a poco el verano.

Sevilla es, sin duda alguna, una de las ciudades más bonitas del mundo para disfrutar de la primavera. Sus jardines y plazas en flor, la temperatura ideal para salir a la calle y disfrutar de la alegría y el ambiente de la ciudad y la gastronomía y los platos típicos de la temporada hacen la combinación perfecta para que miles de personas elijan la primavera para visitar Sevilla.

Los reales alcázares, palacios amurallados en pleno centro histórico y corazón de la ciudad, alberga uno de los jardines más bellos que se puedan contemplar, con fuentes y albercas y elementos islámicos como cristianos, muestra de los siglos de historia de Sevilla. Muy cerca, el Parque María Luisa, gran pulmón de la ciudad, también muestra su mejor cara en primavera, por donde dar largos paseos o alimentar a las palomas. En la otra orilla del río, el Monasterio de la Cartuja y actual sede del CAAC, alberga numerosas exposiciones artísticas de gran interés cultural, además de ser un paraje muy hermoso para pasear.

Y cómo no, acabar la visita en Triana, descansando en uno de los mejores hoteles con jacuzzi de Sevilla, contemplando un romántico atardecer desde su terraza.

Captura1

Sevilla es una ciudad magnífica como enclave romántico. Gracias a su historia y a sus rincones con encanto existen muchos planes para disfrutar de Sevilla en San Valentín. Aquí te dejamos algunos:

regional-parliament-655015_960_720

Visitar el Parque de María Luisa. Se trata de uno de los parques más grandes y antiguos de la ciudad. Cuenta con árboles centenarios y espacios perfectos para las parejas, como por ejemplo el Monte Gurugú, un mirador recóndito y escondido al cual sólo se puede acceder mediante escaleras. La Plaza de España, situada justo al lado del Parque de María Luisa, también es un lugar muy bonito para las parejas ya que se puede disfrutar de un paseo en barca.

Perderse por los barrios de Santa Cruz y Triana. Estos dos barrios son lugares históricos de Sevilla y en ellos se respira la auténtica esencia de la ciudad. Santa Cruz está jalonado de callejuelas con adoquines y bonitos patios andaluces entre los cuales destaca el Callejón del Agua. Triana es la cuna del flamenco, cuenta con muchos monumentos religiosos de interés turístico y sus bares y restaurantes son la mejor muestra de la Sevilla más típica.

Realizar un crucero por el Guadalquivir. El río Guadalquivir cruza por medio de la ciudad, así que si os gusta navegar, desde un barco podréis ver los lugares más emblemáticos de la ciudad, como por ejemplo la Torre del Oro. Un consejo: de noche es aún más bonito.

Elegir un hotel romántico. A ser posible, con vistas al río o a la Giralda. No escatimes en la búsqueda del hotel perfecto: seguro que vale la pena.

Si todavía no conoces en primera persona el encanto que ha hecho a Sevilla una ciudad mundialmente famosa, este es el año en el cual debes poner remedio a esto.

seville-106485_960_720

Sevilla está situada a las orillas del río Guadalquivir y cuenta con un importante legado árabe que se deja ver principalmente en la Giralda y en los Reales Alcázares, aunque la arquitectura árabe puede verse en muchos otros rincones de la ciudad. De su pasado como puerto comercial con las Américas, la ciudad también conserva otros monumentos como la emblemática Torre del Oro.

Otro de los principales atractivos de Sevilla es su Semana Santa. Sean creyentes o no, quienes visitan Sevilla suelen quedar impresionados por la majestuosidad de sus iglesias y por la calidad artística que tienen las históricas tallas que tanto fervor despiertan en la ciudad.

Por supuesto, tampoco hay que olvidarse de la fantástica gastronomía andaluza que puede disfrutarse a través de las famosas “tapas”, pequeñas y económicas raciones ideales para picar acompañadas de un buen vino o una buena cerveza.

La magia de Sevilla en Navidad

Existen muchos motivos para pasar una buena temporada en Sevilla durante las fechas navideñas. La ciudad cobra una especial luz durante estas fiestas y se convierte en un espectáculo que puede disfrutarse con todos los sentidos.

16-la-giralda-desde-el-patio-de-banderas (1)Imagen: Tom Bartle

Por un lado, el ambiente y la decoración navideñas son espectaculares. La avenida peatonal de la Constitución se encuentra iluminada con un maravilloso arco de luces y se convierte en un lugar perfecto para dar un paseo, disfrutar de la grandeza de la Giralda y perderse por las calles céntricas con más encanto de la ciudad. El olor de las castañas asadas, los mercadillos navideños y las temperaturas no demasiado frías también invitan a seguir explorando cada rincón de Sevilla.

La castiza tradición de los belenes también es un encanto destacable de la capital hispalense. Se puede disfrutar de su gran Feria del Belén, la más importante de España, llena de piezas artesanales que se venden aquí de forma totalmente exclusiva. Para quienes se queden con ganas de más, también existen rutas para ver los belenes de la ciudad, nacimientos en los distintos conventos, iglesias, hermandades, instituciones y comercios donde se exponen al público.

No podemos pasar por alto que Sevilla cuenta con 17 conventos en los cuales las monjas producen sus populares dulces de Navidad tradicionales. En el Palacio Gótico del Real Alcázar de Sevilla se venden todos estos postres artesanales durante la primera quincena del mes, ¡aunque hay que ir deprisa porque vuelan!

Sevilla espera con ansia la llegada de la Navidad. En breve, miles de luces iluminarán la ciudad y sus avenidas se llenarán de gente cargada de bolsas, villancicos de fondo, aroma a castañas, escaparates repletos de polvorones, turrón, mazapán… y en sus calles, lo que ya es toda una tradición hispalense, los mercados artesanales.

En Sevilla, el establecimiento de estos mercados se ha convertido en una costumbre navideña bastante popular entre los ciudadanos y, desde hace unos años, es todo un reclamo.
Hoy te contamos todos los detalles sobre los mercados artesanales de la capital andaluza.

1. La Feria del Belén: Pastorcillos, casitas, misterios… Aquí podrás encontrar todo lo necesario para montar tu Belén y más. Situada en la Avenida de la Constitución hasta el 23 de diciembre, podrás disfrutar de sus 29 stands de artesanos y comerciantes con todo tipo de figuras y artículos de decoración navideña. Con horario de 10:30-14:00 y 17:00-21:00 entre semana y de 11.00-15:00 y 16:00-21:00 sábados y festivos, ¡no tendrás excusa para perdértelo!

feria-belen-sevilla-2015-300x336

2. El Mercado Navideño de Artesanía: es uno de los más destacados de la ciudad. Está situado en la Plaza Nueva, frente al ayuntamiento, y se celebra del 15 de diciembre al 5 de enero. En él se comercializan productos artesanales locales como artículos de madera, cerámica, joyería, cuero, vidrio, juguetes, ropa, flores… Una buena opción si quieres sorprender esta Navidad con regalos originales.

banner-web1-2-1030x752

3. El Mercado Navideño Sevilla Capital: entre el Centro Comercial Nervión Plaza y el estadio de fútbol Ramón Sánchez Pizjuán encontrarás este festivo mercado. En medio de esta zona comercial, empápate de ambiente invernal y descubre sus productos artesanales, repartidos en las diversas cabañas de madera. ¡No te lo pierdas del 2 de diciembre al 5 de enero!

4. Déjate sorprender por la ‘Magia de Navidad’ en los Mercados Navideños de Sevilla Centro, del 5 de diciembre al 5 de enero. Cada una ofrece diferentes opciones de ocio navideño, pero ambas son ideales para pasear estas fiestas.

  • Mercado-Navideño-“Magia-de-Navidad-2015”-209x300El Mercado de la Plaza de la Encarnación: situado en la calle Imagen y calle Laraña es el lugar ideal para encontrar un detalle navideño o el regalo de Reyes perfecto.
  • El Mercado de la Alameda de Hércules: llena una de las ubicaciones sevillanas más emblemáticas de ambiente navideño y cuenta, además, con una actividad especialmente popular entre los niños: los paseos en camello. Como novedad, este año contará también con una pista de hielo natural.                                                                                                                                                                                                                                                         Las cabañas artesanales de madera de ambos mercados albergan puestos gastronómicos llenos de platos de diferentes nacionalidades, dulces y todo tipo de degustaciones. Estos mercados también ofrecen una multitud de actividades para niños como las atracciones de feria y sendas zonas contarán con un espectáculo cultural organizado por el Ayuntamiento, además de un tren que desplazará a los visitantes entre los mercados.

Por último, en diciembre se celebra la IX edición del mercado artesanal MuchoMaskeMarket, iniciativa generada por la asociación ADMIA, dónde jóvenes artesanos andaluces se reúnen para celebrar una feria de productos hechos a mano. Podrás visitarlo del 17 al 20 de diciembre en la calle Viriato.

Visita Sevilla estas navidades, date un paseo por su centro histórico y disfruta como un niño de la magia y la ilusión en sus calles.

Ruta por Triana

El barrio de Triana es uno de los distritos más antiguos de la ciudad y se ha convertido, por méritos propios, en un propio icono dentro y fuera de Sevilla.

Tradicionalmente fue un barrio de marineros, obreros, alfareros e industriales, pero el barrio de Triana también es cuna de conocidos toreros e ilustres cantaores y bailaores de flamenco. Muchas de sus históricas muestras de artesanía aún pueden observarse en algunos rincones del barrio.

Museo_de_la_Cerámica_de_Triana_2Por ejemplo, el Centro Cerámica de Triana reúne una gran colección de obras en la cual puede observarse la evolución de la cerámica sevillana. También se puede realizar la visita al interior de la fábrica y a los antiguos hornos.

Otro punto emblemático del barrio es el Mercado de Triana. Construido en 1830 sobre las ruinas del Castillo de San Jorge, en la actualidad esta plaza de abastos se encuentra remodelada y llena de vida. Pasearse por sus puestos es una de las mejores formas de acercarse a la esencia y la tradición de Sevilla.

Caminando por las calles de Triana es posible encontrarse con varios monumentos dedicados a toreros o artistas emblemáticos del barrio, como por ejemplo la escultura a Juan Belmonte alias “El Pasmo de Triana” o la escultura dedicada al Arte Flamenco, una obra que representa las tres ramas de esta cultura: el baile, el cante y el toque.

Una visita totalmente necesaria es la Capilla de los Marineros, sede de la Hermandad de la Esperanza de Triana. En esta iglesia se rinde culto al Cristo de las Tres Caídas y a la Virgen de la Esperanza, dos de las imágenes más importantes del imaginario cofrade de Sevilla.

El Corral de Herrera es un trozo de historia vivo. Uno de los 4 patios de vecinos que aún quedan en Triana. Se encuentra habitado por 45 familias y se encuentra rehabilitado desde 1994.

shutterstock_111810641

La emblemática calle Betis es ideal para  pasear  ya que en la actualidad se encuentra peatonalizada y permite unas magníficas vistas del río, el puente y la ciudad. A través de ella se entra en el corazón del barrio. Por último, es imprescindible una visita al puente de Isabel II, popularmente conocido como Puente de Triana, construído en en siglo XIX siguiendo la tipología del Carrousel de París. Desde el centro de este puente se tienen unas magníficas vistas de Sevilla, la Torre del Oro y de la Giralda, especialmente de noche. La iluminación del puente, la ciudad y los barcos que surcan apaciblemente el río durante la noche ofrecen la estampa más romántica de una ciudad llena de arte.

Casa_de_los_Pinelo._Patio

Si viene de vacaciones a Sevilla debe saber que es una ciudad que cuenta con una gran cantidad de joyas arquitectónicas de sobra conocidas por todos. Sabemos lo difícil que es organizar unas vacaciones pero, si está en la capital hispalense, no puede dejar de visitar los tesoros ocultos que tiene esta ciudad. Las Casas Palacio de Sevilla son bellezas arquitectónicas del Renacimiento, producto de la mezcla de culturas que se respiraba en la ciudad.

Estos edificios no son tan conocidos como el Alcázar, la Catedral o la Giralda, pero son testigos de la historia de esta ciudad y reflejan su espíritu propio. Sevilla es una ciudad cuna de importantes casas nobles y el hogar de maravillosos artistas de la época.

Casa de Pilatos

En esta Casa Palacio se combinan a la perfección el estilo renacentista italiano con el mudéjar sevillano. Se cuenta que Don Fadrique Enríquez, primer Marqués de Tarifa, en una peregrinación a la ciudad santa de Jerusalén, atravesó toda Italia y quedó prendado de la belleza de sus edificios. A su vuelta amplió el antiguo palacio construido por sus padres y lo decoró combinando ambos estilos. años más tarde, Per Afán de Ribera, sobrino y heredero de Don Fadrique, realizó reformas entre 1568 y 1571 para acoger la colección de obras de arte que obtuvo mientras que fue virrey de Nápoles.

Casa Pilatos

Casa de Salinas

La belleza de la combinación de lo gótico y lo mudéjar queda reflejada en cada esquina de este palacio. Está situada en el casco antiguo de Sevilla, a sólo dos pasos de la Catedral, la Giralda y los Alcázares. La familia Salinas la restauró a comienzos del siglo XX para recuperar el estado original propio del siglo XVI.

Casa de los Pinelo

Los orígenes de este edificio son la Academia de Pintura creada por Murillo, Valdés Leal y otros artistas de la época con el fin de favorecer la enseñanza de las Bellas Artes. En la actualidad alberga la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría y se encarga del cuidado y mantenimiento del patrimonio histórico-artístico de la ciudad y del Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Palacio de la Condesa de Lebrija

Este museo-palacio alberga una amplia colección de mosaicos romanos que ocupan prácticamente toda la planta baja del edificio. Por este motivo se considera la casa mejor pavimentada de Europa. En la planta alta se mantienen las estancias tal y como las tenía la familia hasta que falleció el último Conde de Lebrija, en 1999. En esta misma planta se exponen todos los objetos comprados por la Condesa durante los viajes que realizó a lo largo de su vida. También posee una amplia biblioteca con un número superior a 4.000 volúmenes.

Las Casas Palacio son bellezas arquitectónicas que dejarán sorprendidos a todo aquel que las visite. Quién esté alojado en un hotel en Sevilla no debe dejar de visitarlas, pues quedará prendado de la belleza y esplendor propio de la época en las que fueron construidas.

La Capilla del Carmen de Sevilla

capilla del carmen sevilla

capilla del carmen sevilla

Organizar una escapada romántica con la pareja no es una tarea nada fácil, teniendo en cuenta que son muchas las ciudades que pueden convertirse en el rincón más romántico del mundo. No obstante, la capital andaluza es una de las que más y mejor puede ser escenario del amor, gracias a la magia que se respira en sus calles y plazuelas.
En concreto, se podrá disfrutar de un viaje inolvidable reservando una habitación en un hotel de cuatro estrellas en Sevilla y organizando visitas a enclaves tan hermosos como la Capilla del Carmen, que rinde honores a la patrona de los marineros.

La Capilla del Carmen

Es cierto que la Giralda, los Reales Alcázares, el Archivo de Indias o la Catedral son los monumentos más reconocidos de la urbe. No obstante, cuando se visita la misma hay que optar también por descubrir otros rincones tan emblemáticos para los vecinos como la mencionada Capilla.
Se trata de una construcción situada al final del Puente de Isabel II, conocido popularmente como Puente de Triana, que fue construida en el año 1928 bajo las órdenes del arquitecto Aníbal González, autor de la Plaza de España o del Pabellón Real del Parque de María Luisa.
Su apariencia es la de un templo de ladrillo visto y dos cuerpos (capilla y campanario), que tiene la particularidad de poseer como ornamentación lo que es cerámica típicamente trianera, realizada por el artista Emilio García García.

Valores principales

Quienes estén alojados en un hotel de cuatro estrellas en Sevilla y quieran descubrir esta emblemática y querida construcción deben prestarle especial atención a varios aspectos que, además de los citados, son los responsables de su fama. En concreto, entre los valores más significativos se encuentran los siguientes:

  • La capilla en sí destaca porque está coronada por un templete en el que se pueden observar las figuras de la Giralda y de Santa Justa y Rufina.
  • De la misma manera, en la espectacular cerámica se encuentra representado lo que es el escudo de la Virgen del Carmen.
  •  Uno de los aspectos más relevantes de esta edificación religiosa es que en su interior conserva una pintura anónima de la mencionada imagen titular y del Niño Jesús. En el siglo XVIII está datada la obra, que, parece ser, en un primer momento formó parte de la también sevillana Iglesia de Santa Ana.

Datos de interés

Además de todo lo expuesto, también merece la pena descubrir otras peculiaridades de la Capilla del Carmen, en concreto dos:

  • Es conocida popularmente como el encendedor. ¿Por qué? Porque el perfil que conforman la capilla y el campanario recuerda al de un mechero de yesca.
  • En la actualidad, ejerce como sede de la Hermandad de Gloria, que fue fundada en 1928 y que tiene como titular a la virgen que da nombre a la construcción.

Por último, es interesante saber que dispone de una reja acristalada en la fachada principal, lo que permite que cualquier fiel o visitante pueda admirarla y conocerla sin ningún tipo de problema.

bigstock-view-Seville-Spain-at-night-37231294

Las noches de verano en Sevilla son calurosas pero están llenas de momentos inolvidables. Pasear por las calles de la ciudad, disfrutar de una bebida refrescante en una de las muchas terrazas para copas en Sevilla es uno de los momentos que más recordaremos de nuestra estancia en la capital de Andalucía.

El turismo de bares y terrazas se ha puesto de moda últimamente, no sólo en zonas de marcha, sino en lugares y enclaves míticos de la ciudad. Tanto turistas como foráneos disfrutan en esta época del año de las terrazas de copas en Sevilla que hacen que el calor de la noche sea un poco más soportable siempre en buena compañía y con las mejores vistas.

Una de las grandes ventajas de Sevilla es que, gracias a su riqueza cultural y al encanto de sus calles, es posible disfrutar de grandes vistas en varios puntos de la ciudad. Las terrazas están ubicadas en lugares clave para que te relajes disfrutando de las mejores panorámicas mientras admiras el embrujo y la noche sevillana.

En los pies de la Giralda

En el centro, en torno a la Catedral, hay varias zonas de terrazas para tomar algunas copas. Es una de las vistas preferidas por los turistas, ya que nos permite admirar, por la noche, la majestuosidad del conjunto de la Catedral y la Giralda iluminado. Es una de las estampas más típicas de la ciudad, aunque no por ello debemos perdérnosla si estamos de visita. No hay nada que se pueda comparar a esos momentos en la noche.

A la orilla del río

Otro de los puntos de interés si buscas una terraza con buenas vistas, es el entorno del río. Si nos situamos en la orilla de Triana podremos disfrutar de un entorno único, viendo varios de los edificios y construcciones más emblemáticos de la ciudad: la Torre del Oro, el Puente de Triana o la misma Giralda, coronando la escena. Por el contrario, si optamos por una terraza situada en el margen de Sevilla, podremos contemplar el barrio de Triana al completo, uno de los más míticos de la ciudad. Sus casitas multicolor al borde del río son una de las postales más hermosas que recordaremos de nuestra visita.

La ciudad desde las alturas

Desde hace unos años, Metropol Parasol, o como se conoce popularmente, ‘Las Setas’, se ha convertido en un punto de referencia para los turistas que visitan la ciudad. Desde arriba se obtiene una vista de la ciudad en todos los puntos cardinales. Es interesante visitarlo a cualquier hora del día, aunque lo cierto es que, por la noche, nos ofrece unas vistas espectaculares con la ciudad iluminada. Desde allí podremos ver edificios míticos y reconocerlos a simple vista.

La noche sevillana está llena de ofertas culturales y de actividades que hacer en pareja o con los amigos. Pero sin duda una de las obligatorias es tomar una copa en una de estas terrazas nocturnas con vistas a la ciudad.