Referentes del flamenco en Sevilla: cantaores

Flamenco en Sevilla

El flamenco es mucho más que una manifestación artística, se trata de una expresión profunda de sentimientos, emociones y estados de ánimo a través de la voz, el baile y el acompañamiento musical. La UNESCO lo declaró el flamenco como Patrimonio inmaterial de la Humanidad en 2010 por su particularidad.

Andalucía, y en concreto, Sevilla, es cuna del flamenco. Por sus calles, barrios y rincones podemos descubrir numerosas referencias a este arte. Muchas de estas referencias son estatuas, azulejos o toponimias que hacen referencia a prestigiosas figuras que han nacido en Sevilla o han desarrollado su carrera artística en la capital de Andalucía.

Sevilla es durante todo el año un escenario abierto dedicado al flamenco, no sólo por sus innumerables tablaos, sino también por los festivales, eventos y actividades que se desarrollan relacionadas con este arte tan genuino. Uno de los más conocidos es la Bienal de Flamenco de Sevilla.

El cante flamenco es uno de sus tres principales componentes, junto al toque y el baile. Normalmente, se interpreta en solitario, con frases y gestos muy expresivos. Sevilla es una ciudad que ha visto nacer a cantaores de flamenco muy reconocidos. Los principales referentes son:

La niña de los peines. Pastora María Pavón Cruz, así se llamaba. Proviene de una familia de cantaores, tanto sus padres como sus hermanos se dedicaron al cante flamenco. Compartió escenario con figuras de renombre como Manolo Caracol, Pepe Marchena y Antonio Chacón. Tocaba todos los palos del cante, aunque destacó especialmente por las seguiriyas, los tangos, las peteneras, las bulerías y las soléas. E incluso creó uno nuevo, la bamebera. Su voz fue tan proverbial que hasta la Junta de Andalucía la declaró como bien de interés cultural.

la niña de los peines

La Niña de los Peines, retrato de Julio Romero de Torres

Antonio Mairena. Antonio Cruz García, que se dio a conocer como Antonio Mairena, nació en Mairena del Alcor, en la provincia de Sevilla, y es una de las figuras más importantes de la historia del flamenco. Empezó a cantar en cafés de Sevilla y en algunas fiestas privadas, pero alcanzó la fama cuando formó parte  de compañías y espectáculos como los Juanita Reina, Carmen Amaya o Antonio el bailaor. Ha recibido numerosos premios por su trayectoria, entre ellos, la Medalla de Oro de las Bellas Artes y la de Hijo Predilecto de Andalucía a título póstumo.

Manuel Vallejo. Manuel Jiménez Martínez de Pinillos es conocido artísticamente como Manuel Vallejo. Nació en Sevilla y destacó en su carrera por el cante de fandangos, aunque también tocaba otros palos como la seguiriya o las bulerías. Además, fue uno de los cantaores más famosos durante la época conocida como Ópera flamenca y llegó a grabar 123 discos.

Manolo Caracol. Es tataranieto de El Planeta, uno de los primeros cantaores de los que se tiene referencia. Es natural de Sevilla y fue muy conocido por formar pareja artística con Lola Flores. Entre sus palos más populares se encuentran el fandango y la zambra. En 1963, abrió al público su propio tablao flamenco, Los Canasteros.

Manolo Caracol

Manolo Caracol, estatua situada en su homenaje en la Alameda de Hércules, Sevilla

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: