Casas palacio sevillanas: un placer para los sentidos

Casa_de_los_Pinelo._Patio

Si viene de vacaciones a Sevilla debe saber que es una ciudad que cuenta con una gran cantidad de joyas arquitectónicas de sobra conocidas por todos. Sabemos lo difícil que es organizar unas vacaciones pero, si está en la capital hispalense, no puede dejar de visitar los tesoros ocultos que tiene esta ciudad. Las Casas Palacio de Sevilla son bellezas arquitectónicas del Renacimiento, producto de la mezcla de culturas que se respiraba en la ciudad.

Estos edificios no son tan conocidos como el Alcázar, la Catedral o la Giralda, pero son testigos de la historia de esta ciudad y reflejan su espíritu propio. Sevilla es una ciudad cuna de importantes casas nobles y el hogar de maravillosos artistas de la época.

Casa de Pilatos

En esta Casa Palacio se combinan a la perfección el estilo renacentista italiano con el mudéjar sevillano. Se cuenta que Don Fadrique Enríquez, primer Marqués de Tarifa, en una peregrinación a la ciudad santa de Jerusalén, atravesó toda Italia y quedó prendado de la belleza de sus edificios. A su vuelta amplió el antiguo palacio construido por sus padres y lo decoró combinando ambos estilos. años más tarde, Per Afán de Ribera, sobrino y heredero de Don Fadrique, realizó reformas entre 1568 y 1571 para acoger la colección de obras de arte que obtuvo mientras que fue virrey de Nápoles.

Casa Pilatos

Casa de Salinas

La belleza de la combinación de lo gótico y lo mudéjar queda reflejada en cada esquina de este palacio. Está situada en el casco antiguo de Sevilla, a sólo dos pasos de la Catedral, la Giralda y los Alcázares. La familia Salinas la restauró a comienzos del siglo XX para recuperar el estado original propio del siglo XVI.

Casa de los Pinelo

Los orígenes de este edificio son la Academia de Pintura creada por Murillo, Valdés Leal y otros artistas de la época con el fin de favorecer la enseñanza de las Bellas Artes. En la actualidad alberga la Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría y se encarga del cuidado y mantenimiento del patrimonio histórico-artístico de la ciudad y del Museo de Bellas Artes de Sevilla.

Palacio de la Condesa de Lebrija

Este museo-palacio alberga una amplia colección de mosaicos romanos que ocupan prácticamente toda la planta baja del edificio. Por este motivo se considera la casa mejor pavimentada de Europa. En la planta alta se mantienen las estancias tal y como las tenía la familia hasta que falleció el último Conde de Lebrija, en 1999. En esta misma planta se exponen todos los objetos comprados por la Condesa durante los viajes que realizó a lo largo de su vida. También posee una amplia biblioteca con un número superior a 4.000 volúmenes.

Las Casas Palacio son bellezas arquitectónicas que dejarán sorprendidos a todo aquel que las visite. Quién esté alojado en un hotel en Sevilla no debe dejar de visitarlas, pues quedará prendado de la belleza y esplendor propio de la época en las que fueron construidas.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: